Nicola por Nicola: El arte de hacerse a sí mismo II

2 Ago

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La contemporaneidad ha abierto una ventana y por ella no solo pasa el sol. O como ha resumido Nathalie Heinch: el arte contemporáneo es un movimiento de desplazamiento de las fronteras del arte; las cuales son, de modo indisociable, mentales y materiales. El límite entre lo moderno y lo contemporáneo está difuso. Mientras el cambio del arte premodernista al de la modernidad, según Clement Greenberg, pudo diferenciarse por el paso de la pintura mimética a la no mimética, el traspaso del arte moderno al contemporáneo se hizo invisible y, por ende, difícil de describir. Por esto, el término contemporáneo, para Danto, no logra definir con fuerza algo más que el arte que se hace en el presente y da lugar a la concepción de posmodernidad (similar al de posvanguardia); aunque esta solo identificaría a un sector del arte contemporáneo y, por ende, prefiere denominarlo arte posthistórico. La poshistoria está definida por un período de enorme fertilidad artística, pero sin un eje estilístico que permita hacer clasificaciones.

Hoy, hablar o definir un estilo resulta casi imposible; y tratar de encasillar a Costantino también. Ayudó la filosofía para explicar que cualquier cosa puede ser una obra de arte. Y dio espacio a un cuestionamiento, el cual permitió que los artistas se liberen del pasado para crear a su antojo y con la intención deseada -finalmente, la marca del arte contemporáneo o bien posthistórico-: “¿Por qué yo soy una obra de arte?”. Es, quizás, la misma interrogación que se hizo Nicola, primero con Savon de Corps, después con Trailer. En este último caso, para buscar una respuesta creó a su doble quien, cual Franskestein, plasma lo oscuro de su ser, lo que ha intentado ocultar y que ahora se le revela en persona. Según Freud, en su texto “Das Unheimliche” (“Lo siniestro”, 1919; en el cual analizó el cuento “El hombre de arena” de E.T.A. Hoffmann), el doble es lo ominoso -la artista lo menciona en su catálogo-, es decir, lo extraño. Su presencia podría funcionar como un permanente retorno de lo igual.

Asimismo, expresa que el doble es una representación que nace “sobre el terreno del irrestricto amor por sí mismo, el narcisismo primario, que gobierna la vida anímica tanto del niño como del primitivo; con la superación de esta fase cambia el signo del doble: de un seguro de supervivencia, pasa a ser el ominoso o anunciador de la muerte”. Lo curioso es que Nicola hace resurgir a su doble en cuanto se entera, felizmente, que está embarazada. En ese proceso de gestación, da vida por dos. Con la técnica del vaciado crea a la Nicola artefacta (así la llama), la cual, con una expresión seria y como apenada, por momentos parece una especie de ángel de la guarda que protege a la verdadera mujer y, por otros, un ente malvado que busca pervertir las emociones más profundas de su ser creador. Sus enormes ojos (la marca fisonómica de la artista) permanecen abiertos; pareciera que no quieren perderse de nada. Funcionan como un subconsciente siempre despierto.

Durante nueve meses y hasta después del nacimiento del hijo, la Nicola artefacta acompaña a la real. Pero, de compañera pasa a convertirse en una amenaza. Hasta que Nicola destruye a Nicola. Sin dañarse, hace añicos esa parte nefasta de sí que no desea más. Porque crecer implica verse a sí mismo desde lo más profundo. O, como expresó José Enrique Rodó en Motivos de Proteo, aceptar que “cada uno de nosotros es, sucesivamente, no uno, sino muchos. Y estas personalidades sucesivas, que emergen las unas de las otras, suelen ofrecer entre sí los más raros y asombrosos contrastes”.

Esto tiene relación con el concepto que propone Bourriaud respecto de sujeto radicante, el cual “toma la forma de una trayectoria, de un recorrido, de una marcha efectuada por un sujeto singular (…) lo radicante implica un sujeto: pero esto no se reduce a una identidad estable y cerrada sobre sí misma (…) es el movimiento lo que permite la constitución de una identidad”. Costantino en su recorrido ha intercalado el trabajo artístico con animales (Animal motion planet, Cajas, Esculturas animales, etc.), con la silicona, para simular la piel humana y crear moda, y con ella misma como materia de producción (con el jabón, la serie Fotografía, La cena y Trailer). En ese camino, mezcló las anatomías animal y la propia. Fusionó la vida y la muerte para intercambiar conceptos, establecer otros. De lo horroroso a la belleza, sin escalas. De la obsesión por el consumismo, que destruye al ser humano, a lo que ella considera el “nuevo fascismo” en el cual vivimos, que reduce al hombre a nivel de objeto. Por su parte, el sujeto radicante “se presenta como una construcción, un montaje”, es decir, “una obra”. Si hay algo de lo que Nicola está convencida, es que nada mejor que ella puede representar su obra de arte.

El autor francés propone el término radicante frente a radical, que hace referencia a eliminar y reiniciar el mundo a partir de un principio único que funde un nuevo lenguaje liberador. Con la concepción de altermodernidad, donde se dan las condiciones para un arte radicante, invita a “volver a pensar lo moderno”. Mientras el modernismo del siglo XX se trató de un fenómeno cultural occidental, el arte altermoderno tiene como objetivo inventar modos de pensamiento y prácticas artísticas novedosas para conformar lo que este crítico llama “la primera cultura verdaderamente mundial”. Y si algo tiene Trailer, es que no necesita traducción. Lo que atormenta a la artista en esta obra, es un pensamiento que abruma a todo ser humano: ¿quién soy en realidad? En toda esta producción, para la cual no alcanzan los ojos para percibir todo lo que Costantino intenta significar de sí misma, la búsqueda para hallar una respuesta es infinita. A esta “dispersión” -término propuesto por Seth Price para la práctica artística que consiste en “diseminar información en distintos formatos”- se añade una propagación de acciones.

En poco más de tres minutos que dura esta película inconclusa –que queda solo en avances-, se ve a Nicola en plena actividad: primero como actriz, después como escultora, fabricándose en su taller (incluso, parece hacer una labor digna de la tanatoestética: la práctica de conservación y embalsamiento de cadáveres), como diseñadora -cosiendo un vestido a su doble-, como fotógrafa… A lo que se suma la enorme información de su obra: en distintas escenas aparecen el jabón, los Frisos, los Chanchobolas, los bellísimos retazos de los vestidos de piel de siliconas. Como se dijo, en un universo posmoderno todo vale, pero en un universo radicante, “los principios se mezclan y se multiplican por combinatorias: ya no hay sustracción sino multiplicaciones incesantes”. Ella, ella y ella: Nicola, su obra y su doble.

Nicola por Nicola, el arte de hacerse a sí mismo

Bibliografía:
Aumont, J. (1992) La imagen. Barcelona.
Bourriaud, N. (2009) Radicante. Argentina.
Danto, A. (2003) Después del fin del arte. Argentina.
Estañol, B. El doble, texto publicado en Revista de la Universidad de México. Visto en: http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/6509/pdfs/65estanol.pdf. Consultado en agosto de 2011.
Heinch, N. (1998) Las fronteras del arte contemporáneo: entre esencialismo y constructivismo, texto presentado en el Coloquio “Las fronteras estéticas del arte”, Université Paris-Lyon VIII, y publicado en Les Frontierés esthétiqus de l´art, París, L´harmattan, 1999.
Prada, J. M. (2001) La apropiación posmoderna: arte, práctica apropiacionista y teoría de la posmodernidad. Madrid.

Anuncios

Una respuesta to “Nicola por Nicola: El arte de hacerse a sí mismo II”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rapsodia inconclusa: Eva Perón por Nicola Costantino | Crítica arte y moda - 26 de mayo de 2015

    […] de armadura, de vestido-soporte que se mueve solo), Eva. La lluvia (instalación). Así lo explicó Nicola Costantino (en una nota en La Nación): “Son cuatro partes, como si fuera una rapsodia inconclusa, porque su […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: