Marc Jacobs, para Louis Vuitton, inspirado en Daniel Buren

19 Oct

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez más, un diseñador mira al arte y crea moda. Se trata de la última colección pret á porter primavera-verano 2013 que Marc Jacobs ideó para la firma francesa Louis Vuitton, en París Fashion Week. Una enorme pasarela, con un piso casi espejado que, empezado el desfile, aparece con una imagen a cuadros -tipo un tablero de damas, pero en color amarillo y blanco-, un techo con numerosas pequeñas luces que se reflejan en todo el espacio y con escaleras mecánicas dispuestas en el inicio de esta, simula ser un shopping (mall).

De las escaleras -que aparecen cubiertas con líneas verticales amarillas y blancas, y blancas- descienden las modelos. Los años sesentas parecen haber vuelto: tanto desde el estilo del cabello -peinados recogidos con vinchas con moño-, del maquillaje -mucho delineador negro en las miradas- como, por supuesto, de la propia colección de ropa. Se destacaron los vestidos largos hasta los tobillos, otros con el largo pasando las rodillas y los que llegaban apenas debajo de la cola -como los típicos de corte sesentoso-; otros conjuntos de pollera y chaqueta o tapado, y con estampados simulando un juego de damas (sí, el mismo que se reflejaba en el piso) en diversos colores -negro y blanco, amarillo y blanco, verde y blanco, beige y blanco, etc.- y otros de una flor, tipo trébol.

También sobresalieron esas piezas que, tanto en un solo color como en estampado, irradiaban un tenue y elegante brillo. ¿Los zapatos? Algunos con un taco cuadrado y de apenas uno o dos centímetros, y otros totalmente al ras del suelo; eso sí, todos en punta y algunos con algún aplique en la punta. Una colección elegante y sofisticada; con detalles actuales, pero con una mirada puesta en el pasado.

El propio Jacobs declaró que “en el transcurso de los últimos años hemos llevado a nuestro público a diferentes lugares, siempre a un destino novedoso. Esta temporada también es distinto, un mundo inspirado en Daniel Buren; uno que conjuga un lugar dramático, una atmósfera, una colección y este viaje”.

Buren (1938) es un artista francés cuya producción está vinculada al planteamiento del arte conceptual. Se hizo famoso, a mediados de la década del sesenta, con sus líneas verticales; las cuales se han multiplicado en distintas instalaciones en espacios públicos. Una década después, comienza a realizar instalaciones que tienen relación con la arquitectura y el entorno paisajístico, a las cuales él llamó “cabane eclatée”.

Los colores son protagonistas de sus enormes obras públicas. Por ejemplo, uno de sus trabajos más recientes es el realizado para el Grand Palais (monumento parisino creado en 1987), el cual llamó  “Excentrique(s)”. Se trata de círculos de colores (verde, amarillo, naranja, azul), de distintos tamaños y alturas (llegan hasta los 2,5 metros de alto) dispuestos como techo y también en el piso. Esto forma parte de un proyecto del Grand Palais que, cada año, invita a un artista a transformar los 13.500 metros cuadrados de su superficie.

Marc Jacobs se inspiró en este artista y realmente pudo captar la esencia de producir con los colores dispuestos en cuadrados o líneas verticales -tanto en las escaleras, el piso como en la ropa- un juego de imágenes muy entretenido para el espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: