En la búsqueda

17 Sep

Silvio en el rosedal

Caminando por la calle Corrientes de Capital Federal, una librería llamó mi atención por sus carteles de libros a un peso (época en la cual un peso era todo mi capital). Entré, revolví, leí y busqué hasta poder encontrar un libro, aunque olvidado por los comerciantes, sea para mí el descubrimiento de frases nunca ojeadas. Silvio en el rosedal, un título poco prometedor, fue el que opté entre otros luego de haber leído la contratapa, con un comentario acerca de la obra y del autor. Sentí haber encontrado lo anhelado. Julio Ramón Ribeyro fue el autor elegido. Al principio, su apellido resonó en mi cabeza; traté de hacer memoria, pero en realidad jamás lo había leído. Subí al colectivo y apenas pude ojearlo (porque leer en cualquier medio de transporte siempre me generó mareo, a mi pesar), pero supe que este libro me sería placentero. Cuando pude por fin leerlo, me adentré en un mundo donde la serenidad para contar me hacía la lectura sencilla y, a la vez, pensante. Leer y pensar, no mirar las palabras como si en algún momento fuesen a atraparme; al contrario, ya estaba sumisa desde las frases que bien resumían a este extraordinario relato.

El protagonista de la historia, Silvio, ha llegado a conmoverme hasta el punto de la lástima; aunque por momentos me he sentido tan identificada y leí como comprendiéndolo, porque -simplemente- buscaba, como todos, una razón para vivir. En la investigación del verdadero significado de la palabra ser, Silvio busca siempre en el exterior, en los supuestos mensajes de un destino tan calmado como inesperado. En cambio, cuando busca dentro de él, casi sin querer y sin pensarlo, comprende en su soledad el sentido a su búsqueda. (Éste es el clímax del cuento, al observar minuciosamente el rosedal -tan amado por él-, advierte que éste representa un anagrama; la palabra que forma es res y al darlo vuelta se forma la palabra ser). Julio Ramón Ribeyro coloca al ser interior como el verdadero protagonista de la vida, en contraposición con el ser visible, el cual no hace más que perderse en lo perceptible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: