Un mundo de imágenes, las mismas imágenes

3 Nov

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es verdad, y no hay novedad en esto, estamos en la era de la imagen. No de cualquier imagen, sino de la imagen fotográfica como protagonista, y no solo de los medios masivos de comunicación, sino también de las redes sociales comandadas por personas, comunes-corrientes, que se convirtieron en propagadores de imágenes de su vida. Resulta apabullante la cantidad infinita de información fotográfica que ronda en la web.

En el tema que me ocupa, la moda, es también innumerable la cantidad de imágenes que se publican a diario en los blogs de moda –tanto personales, también conocidos como egoblogs, como impersonales, tales como The Sartorialist-. Obviamente, también están las revistas especializadas que tienen su sitio web (más la publicación en papel mensual o quincenal) en donde cada día publican más imágenes, a lo que suman la fotografía de moda; un lenguaje aparte en el mundo de la fotografía.

Pero ojo, la palabra siempre está presente. Ya sea para clarificar imágenes aparentemente indescriptibles, como para aumentar el significado de estas.  Y, por ejemplo, ya existe una palabra para explicar acerca del consumo desmedido de imágenes: iconofilia. Todos estamos enfermos de iconofilia. Cotidianamente, nos sumergimos en la gran red de redes y, tal como frente a un pelotón de fusilamiento, recibimos infinidad de imágenes que avasallan nuestra mirada impávida. Pero, en esa observación casi inocente, ¿podemos llegar a establecer un pensamiento acerca de esos múltiples símbolos o simplemente los dejamos pasar, uno a uno o de a muchos, sin detenimiento de la conciencia?

En esta era de la hiperabundancia de imágenes, existen nuevas versiones de viejas fotografías o incluso transposiciones: obras de arte que sirvieron de inspiración para la fotografía de moda. Existe un blog (http://partnouveau.com) que se encarga de publicar esas imágenes duplicadas. Además de una manera de mostrar que nada se crea, sino que se recrea, sirve como un buen soporte para mantener la memoria de las imágenes y, de esta forma, poder discernir en nuestra memoria visual a qué nos remite esa “nueva” imagen que se presenta ante nuestros ojos.

Anuncios

Una respuesta to “Un mundo de imágenes, las mismas imágenes”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Chanel ¿se inspiró en Marta Minujín? | Crítica arte y moda - 7 de mayo de 2015

    […] En esta nota hablé de la iconofilia, término que refiere al consumo desmedido de imágenes. Enferma de iconofilia, todos los días observo cantidad de fotografías, de imágenes –mayormente por internet- que van compaginando mi día. Cuando vi las fotografías del más reciente desfile de Chanel (colección cruise 2016, presentado en Corea), que se apoderaron de las redes sociales y los medios especializados en moda, enseguida me vinieron a la mente unos cuadros de la artista argentina Marta Minujín. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: