Tag Archives: crítica de moda

Qué es la crítica de moda

21 Abr

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La crítica de moda es, ante todo, una crítica. Se trata, en definitiva, de un género periodístico; incluido dentro del periodismo de opinión. Una de sus principales características es juzgar, por lo que la valoración personal de quien escribe es protagonista. Pero no se trata de una valoración según el gusto personal, sino adecuada a argumentos que den cuenta de por qué se dice lo que se dice. El periodismo de opinión expone, argumenta. Por un lado, da información (como en todo género periodístico); por el otro, opina. La información es, según la RAE: “Comunicación o adquisición de conocimientos que permiten ampliar o precisar los que se poseen sobre una materia determinada”. La información aumenta el conocimiento, comunica novedades; la información no necesita feedback, la opinión sí; además, la opinión busca modificar, ya sea una forma de ver, de pensar, de comportarse.

 

La crítica es, en definitiva, una forma de ponerle el color de tus ojos al escrito. Un poquito de tu alma, un poquito de tu ser. Es, con valor y compromiso, brindar un aporte de aquello que se está viendo. Es intentar explicar por qué, en este caso una colección de moda, se convirtió en lo que es. Para ello, el conocimiento previo es importantísimo.

Sigue leyendo

Anuncios

La moda y el arte para mí…

8 Sep

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Puedo asegurar que la moda me gusta, me atrae, desde mucho antes que el arte (me refiero a las artes visuales; la música, el cine y la literatura están desde siempre en mi vida). Desde hará, más o menos, diez años, los primeros días de cada mes, voy al quiosco de revista y me vengo con algún número que, al llegar a casa, abro con sumo placer. Es inexplicable lo que me produce abrir, por primera vez, una revista. Ver las campañas de alguna marca, así como las editoriales, me hacen soñar con los ojos abiertos. Es sentir que, sin importar lo que pase en la vida real (mientras no sea muy grave, claro), hay un mundo perfecto en el aire, donde todo es belleza. Y todo lo que implica la belleza de la vida, la cual roza una felicidad incorpórea.  A las revistas, sumé, desde hace un par de años, la visita diaria a los blogs de moda. Además, me gusta ver los programas referidos a esta disciplina: desde aquellos que muestran los desfiles, las campañas de publicidad de alguna marca –el backstage-, como los reality shows (los que elijen al mejor diseñador, a la mejor modelo, entre otros). También esos programas que resultan una ayuda para la mujer común, que aconsejan cómo mejorar el look de cada día, sin gastar mucho dinero y eligiendo aquello que mejor le queda a cada una, más allá de su cuerpo, su edad, su profesión. Estos últimos, apelan a la psicología de la moda: cuando le cambian el estilo a una mujer que había dejado de cuidar su femineidad hace tiempo, algunas se emocionan y no pueden creer lo bien que se ven cuando se enfrentan al espejo; es como si vieran a otra mujer. Es que la moda, usada a favor, hace maravillas. Me atrapa sobremanera la opinión de los especialistas respecto de la colección de los diseñadores. Editores, periodistas, estilistas, etc., a la salida de un desfile, establecen una crítica espléndida o despiadada; pero, con eximios argumentos. Puedo resumir que ese no qué que me atrae del mundo de la moda, una disciplina vapuleada por el discurso social, es la importancia invisible que tiene en la vida de las personas (ya que tiene que ver con su identidad, su personalidad, con su estilo de vida, etc.). En definitiva, la mirada intelectual de la moda me parece tan fascinante como la que se hace del arte.

Sigue leyendo