Tag Archives: Nicola Costantino

El arte como encarnación de la esencia

21 Nov

Abstract: El objeto de estudio de este ensayo es la película sobre la artista visual argentina Nicola Costantino, llamada La artefacta. La hipótesis que se intenta descular es cómo, a través del relato cinematográfico y narrando la propia historia -ya no la historia de nuestro entorno-, se deja constancia de que el individuo es una obra de arte. En ese recorrido por la vida-obra de Costantino, se plantean algunos cuestionamientos –tratados a los largo de su producción-: hiperindividualidad, ser mamá –sin papá-, búsqueda de la belleza perfecta (uso de cirugías estética para conseguirlo), perpetuación del yo, narcisismo, extremo hedonismo, cuerpo humano convertido en objeto de consumo, etc. La reflexión ¿por qué soy una obra de arte? (temática abordada por Arthur Danto y Nicolas Bourriaud, entre otros autores) es la problemática que hoy concierne al individuo de la contemporaneidad.

Palabras claves: esencia, obra de arte, objeto de consumo, cine, relato.

La artefacta

Primera parte: presentación del filme

Filmada por Natalie Cristiani (1975), una editora de cine italiana que con este documental se inicia como directora, La artefacta (duración: 1.14.27) cuenta la historia personal y profesional de la artista visual argentina Nicola Costantino (1964). En la era de la hiperindividualidad, como aseguran algunos pensadores (entre ellos, el filósofo francés Gilles Lipovetsky), el filme muestra a la artista sumergida (y ¿consumida?) en sí misma –en la más absoluta libertad del ser- para hacer aflorar su arte. Artista, mujer, madre: tres roles en un solo ser que se entremezclan de forma constante. Una no es más importante que la otra. Las tres confluyen fluidamente en esta biografía fílmica. Asimismo, son varios los temas que subyacen en este relato: relaciones familiares (la omnipresencia de los padres), la conversión en artista, la maternidad (sin paternidad), el narcisismo en su máxima expresión. Y el cuerpo –de la propia artista- como protagonista absoluto para plasmar todas estas problemáticas que convergen al individuo de la contemporaneidad.

Sigue leyendo

Anuncios

Rapsodia inconclusa: Eva Perón por Nicola Costantino

26 May

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Eva Perón sigue viva. Habita en el limbo, de donde la cultura –en sus distintos discursos- la rescata de vez en cuando. Como todo mito renace en un eterno retorno. El cine, la moda, el teatro y ahora, por primera vez, el arte contemporáneo, han resucitado a esta personalidad de la historia política argentina. Una figura odiada o amada, sin fases intermedias. En esos extremos –los mismos en los que se mueve Nicola Costantino en la recepción de su obra: adorada o desestimada-, esta artista se basó para lograr emanar una nueva imagen de Evita. En la obra no hay una mirada amiga o enemiga acerca de la persona política y famosa, sino una visión respecto de lo que Evita fue como mujer. Simplemente, como una mujer o miles en una. Como lo explica Nicola Costantino en un video –que conforma la obra- y también en el catálogo de esta exposición (de un preciosismo propio): “Ningún hombre puede ser solo un hombre. Ninguna mujer puede ser una sola mujer. Todos somos muchos y muchas. Pero acaso nadie haya sido tantas personas como Eva. A la vez ´cholita´ y ´capitana´. ´Diva´, ´cabecita´, ´jefa espiritual´. ´Víctima del cáncer´ y por ello no obstante, al mismo tiempo, ´inmortal´. Simultáneamente, en fin, ´reina´ y ´Abanderada de los humildes´”.

Sigue leyendo

La cartera Birkin: de Hermés a Nicola Costantino

2 Dic

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se trata de uno de los modelos de carteras más célebres y ansiados de poseer del mundo. La cartera Birkin fue creada en 1984 en honor a la actriz y cantante británica Jane Birkin; y, desde entonces, ha ganado fama mundial. Según cuenta la prensa especializada, la joven coincidió en un viaje de avión de París a Londres con el dueño de Hermés de entonces, Jean-Louis Dumas, a quien le dijo que no había encontrado aún el bolso ideal para ella. Fue así como tres años después del encuentro, la casa francesa de lujo creó la cartera Birkin para consentirla.

Ya pasaron treinta años y la popularidad de esta cartera se ha ido acrecentando. De hecho, existe un mito de que hay una espera de cinco años para adquirir este lujoso bolso, el cual puede valer hasta 50.000 euros. En referencia a esto, hay un capítulo de Sex and the city en el que el personaje Samantha quiere comprar esta cartera, pero en la tienda le dicen que debe alistarse para poder adquirirla… ¡dentro de tres años! Ella, ansiosa, no quiere esperar ese tiempo y le comenta –miente- al vendedor que, en realidad, la cartera es para la actriz Lucy Lu, de quien se ha convertido en su asistente. Después de algunas situaciones en las que el personaje quiere hacerse del bolso sí o sí, el capítulo termina con este en manos de la estrella del cine en vez de en las de Samantha.

Más allá de este divertido capítulo de la serie estadounidense, en 2009, Michael Tonello escribió un libro –Bringing home the Birkin– en el que desmitificó este mito de la eterna espera por una Birkin; narró que en apenas tres meses pudo comprar más de cien de estas carteras sin problemas de espera. Más allá de esto, este modelo de Hermés sigue liderando la lista de las carteras más requeridas. Estrellas del espectáculo son sus principales portadoras: desde Victoria Beckham, Julia Roberts, Kate Moss, Kelly Osbourne, hasta Olivia Palermo, Nicole Richie o Kim Kardashian. Sigue leyendo

Una mujer dentro de una botella: De Grete Stern a Nicola Costantino

30 Oct

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una, fotógrafa; la otra, artista multifacética. La primera alemana, radicada en la Argentina, formó parte de la vanguardia y se empapó del surrealismo; la otra, rosarina, es una fiel representante del arte contemporáneo o arte poshitórico, como lo llama Arthur Danto (es que el término contemporáneo, para este autor, no logra definir algo más que el arte que se hace en el presente y da lugar a la concepción de poshistoria: esta describe un período de enorme fertilidad artística, pero sin un eje estilístico que permita hacer clasificaciones). En definitiva, ambas artistas, capaces de hacer realidad los sueños en imágenes que atrapan.

Sigue leyendo

Nicola, Costantino y su otro yo

18 Oct

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“La vida es real solo cuando yo soy”, George Gurdjieff

Nicola Costantino está diseminando su arte por el mundo. Deja huellas por donde pasa y su multiplicación es inevitable. Entre el 5 de marzo y el 15 de mayo de 2011, presentó su Exposición monográfica en el nuevo centro de exposiciones Hubertus Exhibitions, en Zurich (Suiza), a través de la invitación hecha a Daros Latinamerica Collection, organización que la representa (al igual que a otros artistas latinoamericanos). En esta exhibición individual, la artista hizo un recorrido por gran parte de su obra: desde sus trabajos con animales –como su Trilogía de bocas-, con silicona para simular la piel humana y crear una colección de moda –en Peletería humana-, hasta con su propia imagen e incluso su cuerpo –en Savon de corps, la serie Fotografía y Trailer-. En esta última instalación se suma la técnica del vaciado para crear a su doble -Nicola artefacta-, el cual es plasmado en imágenes de video y fotográficas.

Sigue leyendo

Nicola por Nicola: El arte de hacerse a sí mismo II

2 Ago

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La contemporaneidad ha abierto una ventana y por ella no solo pasa el sol. O como ha resumido Nathalie Heinch: el arte contemporáneo es un movimiento de desplazamiento de las fronteras del arte; las cuales son, de modo indisociable, mentales y materiales. El límite entre lo moderno y lo contemporáneo está difuso. Mientras el cambio del arte premodernista al de la modernidad, según Clement Greenberg, pudo diferenciarse por el paso de la pintura mimética a la no mimética, el traspaso del arte moderno al contemporáneo se hizo invisible y, por ende, difícil de describir. Por esto, el término contemporáneo, para Danto, no logra definir con fuerza algo más que el arte que se hace en el presente y da lugar a la concepción de posmodernidad (similar al de posvanguardia); aunque esta solo identificaría a un sector del arte contemporáneo y, por ende, prefiere denominarlo arte posthistórico. La poshistoria está definida por un período de enorme fertilidad artística, pero sin un eje estilístico que permita hacer clasificaciones.

Sigue leyendo

El cuerpo como lienzo de diseñadores y artistas. Parte II

20 May

Diseñadores y artistas han advertido que hoy, el cuerpo humano es el mensaje. Los primeros, enseñan sus creaciones a través de los cuerpos de las modelos, a los que le dan la imagen que desean mostrar. Los segundos, utilizan su propio cuerpo para imponer su mirada mordaz acerca de determinada temática imperante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La seducción de la moda, primero aparece en las técnicas de comercialización de los modelos, al presentarse las piezas sobre “maniquíes de carne y hueso”, organizando desfiles-espectáculos; la Alta Costura, junto a los grandes almacenes, realiza –desde el siglo XIX- exposiciones universales, “una táctica del comercio moderno basada en la teatralización de la mercancía, el reclamo mágico, la tentación del deseo”, sostiene el pensador Gilles Lipovetsky. Y continúa con la idea de que la seducción va más allá de “esos procedimientos de exhibición mágica, reforzados por la belleza perfecta e irreal de las maniquíes o la fotogenia de las cover-girls” y estima que “la seducción actúa por la embriaguez del cambio, la multiplicación de los prototipos y la posibilidad de elección individual”. Además, señala que la Alta Costura inició un proceso original en el orden de la moda: “la ha psicologizado” al crear modelos que concretan emociones, rasgos de la personalidad y del carácter. Es así que a partir de ello, y dependiendo de qué lleve puesto, “la mujer puede aparecer melancólica, desenvuelta, sofisticada, sobria, insolente, ingenua, joven, divertida, deportiva”, entres otras infinitas cualidades, las cuales van a enfatizar las revistas de moda (Vogue y Harper´s Bazaar fueron las primeras en aparecer, entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, y las encargadas de manifestar la estética de cada época desde entonces). Con la psicologización de la apariencia, señala Lipovetsky, “se inicia el placer narcisista de metamorfosearse a los ojos de los demás y de uno mismo, de ´cambiar, de piel´, de llegar a sentirse como otro cambiando de atuendo”.

Sigue leyendo